Nosotros

Miguel García Sánchez e Hijos, S.A. es una empresa dedicada a la comercialización, exportación, producción y distribución hortofrutícola. Un perfecto referente de nacimiento y desarrollo empresarial dentro del que hay que subrayar su evolución y adaptación tecnológica, así como su apuesta decidida y firme por la Calidad.

quienes-somos-03Fundada en el año 1978 por Miguel García Sánchez, es concebida desde sus inicios como una empresa de marcado carácter familiar. Junto a sus dos hijos mayores, que le acompañaban desde el principio en ésta aventura, García no tardaría en obtener la licencia necesaria para poder exportar a la Unión Europea. Desde entonces, la empresa experimenta una gran expansión sumando a su oferta de productos el aguacate, la chirimoya o el mango, llegando a convertirse en la década de los ochenta en la primera comercializadora y exportadora de productos subtropicales. Tampoco tardarían en apostar por las muy rentables plantaciones que se producen en los invernaderos - tomate cherry y pepino -.

Una empresa directamente implicada en el ámbito donde se desarrolla su actividad económica y comercial: la costa de Granada, zonas del interior de dicha provincia y también una parte muy significativa del litoral malagueño oriental.
Del arraigado compromiso de Miguel García Sánchez e Hijos S.A. con sus agricultores, nace en 1997 el OPFH SAT ‘La Caña’, que con la clara visión de lograr nuevos beneficios y mejoras para estos profesionales, cuenta ya con un semillero y un almacén de suministros propio.

quienes-somos-02Entre 1995 y 2000 la empresa se recapitaliza, define su estructura organizativa, se crean la mayoría de los departamentos que existen en la actualidad y apuesta por el funcionamiento de fincas de producción propia. Período que también marcaría todo un hito en su más reciente historia gracias a la apertura en el año 2000 de Eurocastell SAT, segunda empresa del grupo enfocada a cubrir los mercados de Gran Bretaña y países escandinavos.

El futuro para Miguel García Sánchez e Hijos pasa por su apuesta al alza por la innovación, poniendo en marcha varios proyectos en éste ámbito y uniendo fuerzas con destacados entes, siendo patrono, entre otros, del Centro de Investigación de Alimentos Funcionales (CIDAF) y Tecnova.

En la actualidad, su centro de operaciones - gerencia, administración, oficinas - continúa en el municipio motrileño de Puntalón (Motril), donde se seleccionan, manipulan y preenfrían más de treinta variedades de productos hortícolas y subtropicales. Frutos de nuestros campos, de nuestras tierras, que más tarde se comercializan en toda Europa bajo la marca de "La Caña".

 

La excelencia del sabor subtropical

Síguenos